martes, 20 de octubre de 2015

The Sonics


Por Yolanda Giménez Rubio.
 
¿Qué puede decirse de ésta banda que refleje su grandiosidad?: ¿Que fueron los padrinos del garage? ¿Que hubo un antes y un después de su aparición en el 60s punk? ¿Qué fueron la banda más salvaje y bestial de los 60?... desde luego que todo eso y mucho más fueron The Sonics, quizás sin su existencia el 60s punk nunca hubiera llegado a ser lo que fué y es.

Lo más sorprendente de todo es que su música suena más viva que nunca 40 años después y realmente es increíble que en los primeros 60 existiera un sonido tan primitivo y crudo como el que ellos fueron capaces de facturar.

Décadas después de su formación su cantante Gerry Roslie ha sido comparado con Little Richard hasta la saciedad, tanto por sus gritos histéricos o las letras de sus canciones, inspiradas en su mayoría en historias de terror y desamor, como por el sonido que desprendían, totalmente sucio y oscuro, lleno de guitarras distorsionadas (tal como declaraba el propio Andy Parypa para el Seattle Times en 1984: "Si nuestros discos parecen sucios y distorsionados es porque lo son. Mi hermano (Larry) estaba siempre hurgando en los altavoces para conseguir la distorsión que buscábamos, así que lo que hacia era que, previamente a tocar, desenchufaba los altavoces y hurgaba en ellos con un punzón de los utilizados para el hielo, hasta que acabábamos sonando como un tren descarrilando”).

Para conocer los inicios del grupo hemos de remontarnos al 1960, cuando en la ciudad de Tacoma (Washington) Larry Parypa (guitarra) comenzó a tocar junto a Match Graber (batería) y Stu Turner (guitarra). En 1961 el hermano mayor de Larry, Andy Parypa (bajo) se unió al germen de la banda, así como también Toni Mabin (saxo) y así se pusieron en marcha, como combo puramente instrumental, inspirándose en bandas locales como The Roamers o los grandiosos The Wailers.

Pero Stu Turner fue sustituido con posterioridad por Rich Koch quien asumió las labores de nuevo guitarra, Koch ya había tocado con anterioridad en The Wailers, lo que supuso una inyección de energía para la banda. También Bill Dean sustituyó Graber a la batería, pero no quedó aquí la cosa, más cambios fueron sucediéndose en el seno de la banda pues Rich Koch acabaría abandonando la formación quedándose Larry Parypa como guitarra definitivo.


Fichan posteriormente como vocalista a una estrella local llamada Ray Michelson quien ya había pertenecido a grupos locales como The Falcons, The Vikings, The Roamers o The Imperials. También Bill Dean fué sustituido, siendo Bob Bennet el encargado de la batería, Bennet provenía de un grupo anterior llamado The Searchers (no confundir con los ingleses). Finalmente se incorporan a la banda dos tipos llamados Gerrie Roslie y Rob Lind (éste último reemplazaría finalmente a Toni Mabin en el saxo).

Tras esta etapa de vorágine y de cambios continuos en el seno del grupo, llegamos en 1963 finalmente al nacimiento de la banda tal y como se daría a conocer, con la siguiente y definitiva formación: Gerry Roslie (voz, piano, órgano), Andy Parypa (bajo), Larry Parypa (guitarra, coros), Rob Lind (saxo, coros, harmónica) y Rob Bennet (batería). Por aquella época los Boeing estaban siendo testados en la base militar cercana a Tacoma como medio de transporte, provocando verdaderas explosiones sónicas, de ahí que decidieron bautizarse como The Sonics.

A pesar de que los inicios habían sido únicamente como grupo instrumental, a principios de 1964 Gerry asumió las labores de vocalista y así empezó la historia de los Sonics como la banda de sixties punk más grande que jamás ha existido.

Comenzaron su andadura actuando a puerta cerrada solo para los amigos en la sala de actos de la parroquia de St. Mary's Parish Hall y posteriormente fueron adquiriendo tablas, tocando sin parar en locales de la zona (desde colegios a clubs de adolescentes) como The Red Carpet, Olimpia's Skateland, Evergreen Ballroom, Pearl's etc…

Así fué como los descubrió Buck Ormsby (bajista de los Wailers), quien decidió incorporarlos inmediatamente a su pequeño sello discográfico llamado Etiquette Rcds. y quien posteriormente confesaría que andaba buscando algo diferente y que cuando les encontró quedó absolutamente noqueado por el sonido que desprendían, absolutamente bestial y sucio, así como lo alaridos de Gerry, absolutamente salvajes y desgarradores, una banda que parecía que su única filosofía era: tocar todo lo alto que pudieran y les dejasen.


Poco después de su fichaje para Etiquette Rcds. grabaron el que fué su primer single y su primer éxito “The Witch”, un tema absolutamente contundente, con una base de guitarra brutal y la áspera voz de Gerry cantándole al despecho de una mujer a la que ve como inalcanzable, en la cara B de este single, menos brutal aunque de calidad innegable se recogía una versión del tema de Little Richard “Keep a Knockin'”. Esta maravilla alcanzó rápidamente los primeros puestos en las listas de éxitos, sobre todo a partir de la actuación del grupo en el instituto local, durante las semanas posteriores los estudiantes corrieron a las tiendas de discos pidiendo este single, más tarde “The Witch” fué radiado por las diferentes emisoras con lo que la fiebre se desató y el tema se convirtió en un boom, pasando a ser el single mejor vendido en la historia de la zona.

Después de este éxito pasaron a grabar para el dueño de Audio Recording Studio su siguiente single, se trataba ni más ni menos que de “Psycho”, que acabó siendo uno de los mayores clásicos del garage de todos los tiempos y que rápidamente escaló las listas de éxitos. Este tema recogía el sonido sonics en su estado más puro, guitarras saturadas y sucias, temas de desamor y a Gerry desgañitándose como si le fuera la vida en ello, si se busca constancia de la existencia del punk antes del 77 aquí está la prueba más palpable.

Después de esto decidieron finalmente grabar su primer LP, al que llamaron Here are the Sonics, grabado en 2 pistas y con tan solo un micrófono compartido para toda la banda, no necesitaron de más florituras, su sonido por si solo ya era suficiente tarjeta de presentación, una vez que los altavoces estaban sobrecargados era cuando la banda se daba finalmente satisfecha con el resultado. Este Lp contenia los siguientes temas: "The Witch", "Do You Love Me", "Roll Over Beethoven", "Boss Hoss", "Dirty Robber", "Have Love Will Travel", "Psycho", "Walkin' the Dog", "Nightime is the Righ Time", "Strychnine" y "Good Golly Miss Molly". Composiciones propias junto a clásicos del rock se sucedían conformando un todo compacto, un disco absolutamente imprescindible.

En 1965 se edita Merry Christmas, Ep compartido con otras bandas como Wailers y Galaxies. Su segundo Lp fue grabado al año siguiente, en febrero de 1966, en el estudio de grabación de Willy/Griffith, que en realidad solía ser utilizado para grabar a grupos de country.


Durante la grabación del mismo se les ocurrió la idea de empapelar tanto las paredes como el techo del estudio con cartones para que el sonido quedase en el máximo de hermetismo posible, encerrado entre las cuatro paredes, de tal manera que el disco recogiera con la mayor fidelidad posible el sonido de los sonics en vivo.

Este segundo trabajo, al que llamaron Boom recogía tanto temas propios del grupo, como: “Don't Be Afraid of the Dark”, ”Shot Down”, “Cinderella” o “He's Waiting”, como también versiones de clásicos: “Louie Louie”; “Hitch Hike” o “Jenny Jenny”, siguiendo la trayectoria comenzada en su primer LP.

Por estos tiempos su fama era ya tal que llegaron a actuar con bandas como Beach Boys, Jan & Dean, Jay & the Americans, Ray Stevens, Herman's Hermits, the Righteous Brothers, the Kinks, Lovin' Spoonful, Mamas & Papas, the Byrds, the Liverpool 5 o las Shangri-Las.

El tercer LP fue producido por Jerry Dennon capo del sello Jerden Records, y con motivo de ser el primer trabajo que grababan para una compañía grande lo titularon Introducing The Sonics, álbum que fué reeditado a finales de los 70s pero esta vez bajo el nombre de The Sonics' Original Northwest Punk y que fué definido por ellos mismos en su día como el peor trabajo de la banda por el sonido excesivamente limpio que no reflejaba su verdadero espíritu, a causa de las restricciones impuestas por el sello durante la grabación.

En cuanto al último single grabado por la banda fué "Any Way The Wind Blows", un cover de la canción de Zappa, grabado en julio del 67 que dejaba ya entrever sin lugar a dudas la dirección psicodélica que el grupo estaba tomando.


Por desgracia después de esto los miembros de la banda fueron abandonando poco a poco el grupo, bien para retomar sus estudios bien para pasar a formar parte de otras bandas, el último en abandonar fué Rob Lind ya en 1968.

En 1972 se recogió en Lp bajo el título de Live Fanz Only una actuación puntual que se llevó a cabo por la banda en Seattle Paramount y que fué editada por el sello Etiquette.

Gerry Roslie, reformó la banda posteriormente en 1979 con nueva formación e incluso llegó a grabar un disco con ella llamado Cinderella, editado por Bomp Records.

En 1983 se publica Fire and Ice, the Lost Tapes por First American Rcds., que tendría una segunda parte en 1996 cuando Jerden editó Fire and Ice II, the Lost Tapes, esta vez en formato CD, con todas las últimas grabaciones de la banda del periodo comprendido de 1966 al 1968.

En 1991 se reedita el tercer LP de los Sonics bajo el nombre de Maintaining Me Cool, incluyendo todo los hits de la banda. En 1994 es publicado otro recopilatorio más llamado Here Are the Ultimate Sonics.

También en formato CD y mucho más recientemente ha sido publicado por el sello español Munster Rcds. un recopilatorio llamado The Jerden Years en el que aparecen juntos tanto el Fire and Ice como Maintaining My Cool.

Rob Lind vive actualmente en Los Angeles y trabaja en la industria del cine y Andy Parypa se dedica a la enseñanza. En cuanto a Gerry Roslie todavía sigue escribiendo y grabando canciones a día de hoy. Como apunte final sobre el grupo decir que en junio de 2000 el Seattle Experience Music Project organizó un concierto en el que se pretendía reunir a algunas de las más legendarias bandas de garage de la zona de Seattle, sin embargo no fué posible con los Sonics así que algunos músicos de grupos como R.E.M., Minus Five o YYF decidieron formar una banda llamada The New Strychnines con el objeto de tocar solo y exclusivamente versiones de Los Sonics, objetivo este que acabó cristalizando en un LP llamado The New Original Sonic Sound.



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada