miércoles, 11 de noviembre de 2015

Cream


Por Daniel R. Caruncho. 

Estuvieron juntos sólo dos años, pero dejaron una huella imborrable en la historia de la música. Estamos hablando de los Cream, el primer súper grupo de la historia del rock, que conseguiría reunir en sus filas a la crema (de ahí el nombre) de la escena británica en forma de trío, algo bastante inaudito por aquella época.

A finales de 1966, el idolatrado guitarrista Eric Clapton dejaba a los Bluesbreakers de John Mayall para unirse al bajista Jack Bruce y al batería Ginger Baker en un nuevo proyecto. Bruce, tras pasar también por los Bluesbreakers, formaba parte de los Manfred Mann; mientras que Baker tocaba con la Graham Bond Organisation (banda por la que también se había dejado caer Bruce).

Así pues, Cream contaba con unos instrumentistas de lujo, forjados en los combos de R&B más puristas de la época, con lo que era lógico esperar unos resultados excelentes. Y las expectativas no se verían defraudadas...

En diciembre del 66 aparecía Fresh Cream, un LP centrado básicamente en el blues que tanto apasionaba a Clapton. Versiones de clásicos como "Spoonful" o "Rollin' And Tumblin'" dejaban constancia de las raíces blueseras del grupo, mientras que temazos propios como "I Feel Free" (toda una joya de la segunda mitad de los 60) o "I'm So Glad" dejaban claro que Clapton y compañía iban a dar mucha guerra. Fresh Cream alcanzaría el Top 10 británico, y conseguiría aunar los gustos del gran público y de la siempre estricta crítica.


El siguiente álbum de la banda, Disraeli Gears, apareció en noviembre del 67 para arrasar en el mercado (Top 5 en los Estados Unidos). "Sunshine Of Your Love", con su inolvidable riff de guitarra, se convertiría en el hit más destacable del genial LP, que confirmaría a los Cream como uno de los mejores grupos del momento. "Strange Brew", "Dance The Night Hawai" o "Tales Of Brave Ulisses" también alcanzarían una gran popularidad gracias al impagable virtuosismo de Clapton, Baker y Bruce.

Wheels Of Fire, álbum aparecido en junio de 1968, escaló hasta lo más alto de las listas yanquis para satisfacción de Clapton y compañía. Se trataba de un doble LP que contenía material grabado tanto en estudio como en vivo, intentando captar toda la complejidad de los directos de la banda, donde la improvisación cobraba un protagonismo inusitado hasta entonces. "White Room", "Born Under A Bad Sign" o la versión en directo de "Crossroads" son algunos de los temas más remarcables de este trabajo.


Los Cream estaban en el Olimpo del rock, al lado de los Beatles y Hendrix, con lo que el anuncio de su separación a finales de 1968 cayó como un jarro de agua fría entre el público y la prensa. Los tres componentes del grupo habían decidido poner punto y final a su corta trayectoria para buscar nuevos caminos por separado. El 26 de noviembre del 68 la banda tocaría por última vez en el Royal Albert Hall londinense.

Ya en 1969, cuando la separación ya se había consumado, apareció Goodbye, un LP mitad estudio y mitad directo. "Badge", composición de Eric Clapton y George Harrison, sería uno de los puntos álgidos de un álbum bastante discretito (eso sí, número 2 en las listas).


Clapton sería el más afortunado en su trayectoria post-Cream. Tras pasar por el súper grupo Blind Faith (con Baker de nuevo), formaría en 1970 Derek & the Dominos. Posteriormente, iniciaría una carrera en solitario trufada de éxitos. Sin embargo, pocos de sus seguidores olvidarían que Cream había marcado un antes y un después en la historia del rock, gracias a su nuevo concepto musical basado en la unión del blues-rock y la improvisación más jazzística.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada