miércoles, 14 de octubre de 2015

The Ace of Cups


   
Por Yolanda Giménez Rubio.
 
Esta all-girl 60’s band se formó en San Francisco en la segunda mitad de los 60, y a pesar de su destreza como instrumentistas, así como de haber teloneado y compartido escenario con grandes como Jimi Hendrix o Jefferson Airplane, a duras penas ha llegado hasta nosotros su legado, y su historia.

Un Haight Ashbury por el que el ácido corría de forma habitual y libre, con música emergiendo de cada rincón, y comunas como modo habitual de vida, fue el caldo de cultivo del que las Ace of Cups surgieron. No había grandes diferencias entre el grupo y la multitud de bandas que comenzaban a surgir como hongos, nunca mejor dicho, durante aquellos años en San Francisco, pero si había un detalle que marcaba la diferencia, pues aunque era habitual que los grupos contaran con algún miembro femenino entre sus filas, por el contrario y a diferencia de hoy día, sí era raro e incluso bizarro, que un grupo de rock estuviera íntegramente compuesto únicamente por mujeres.



Había algo más común entre ellas, además de ser mujeres, y era que las cinco: Denise Kaufman, Mary Ellen Simpson, Marla Hanson, Mary Gannon y Diane Vitalich, habían nacido en el seno de familias con gran amor por la música, y esto había contribuido a que se aficionaran, ya desde muy pequeñas, a tocar distintos instrumentos.


Pero iremos poco a poco, encajando las piezas del puzzle que hizo que finalmente las Ace existieran como grupo, comenzando por explicar las andanzas previas a la formación de la banda de cada una de ellas.

Por un lado estaba Denise Kaufman, nacida en San Francisco, que empezó como solista tocando por los circuitos folks de su ciudad. Algo más tarde, y mientras estudiaba en UC Berkeley conoció a Lonnie Hewit, un ex-bateria que había montado su propio sello discográfico, Wee records, quien después de haberla escuchado cantar, quiso grabarle un disco. Así surgió el single “Baby What you’ll do then?”, en el que Denise tocaba y cantaba acompañada de un grupo llamado The Answer. De este single se prensaron tan solo 100 ejemplares, de los cuales la mayoría de las copias fueron robadas, siendo hoy día uno de los singles de garage más raro y buscados por coleccionistas de este genero. Huelga decir que en su venta por subasta alcanza precios astronómicos. Con la incorporación de Denise a las Ace esta canción pasó a formar parte del repertorio habitual del grupo.

Posteriormente a la grabación de este single, y antes de trasladarse a vivir a Haight Ashbury conoció a Ken Kesey y los Pranksters en una conferencia y participó en lo que después y con el tiempo acabarían siendo los famosos Acid test, con música, guitarras reverberando y LSD a mansalva. Pero de momento hemos de dejar aquí la historia de Denise, historia que retomaremos ya junto al resto de “aces”, grupo en el que tocó la guitarra y la harmónica.

En cuanto a Marla Hanson, futura teclista del grupo, se crió en el seno de una familia de músicos, y ganó varios premios ya de niña, uno de ellos cantando con su hermana en la televisión estatal. Su padre durante aquellos años se relacionaba con muchos músicos, escritores y actores, y para ella, que vivía en constante relación con el arte en sus diferentes facetas, esto era lo más normal del mundo.

De adolescente aunque era aficionada a escuchar los grupos que cantaban por la radio, lo que de verdad le gustaba era el r&b y el r’n’r, y lo cierto es que en aquellos años no disponer de mucho dinero no era problema para disfrutar de buena música, porque por solo 3 dólares podías ver a los Righteous Brothers o a Jan & Dean en Newport Beach.

Con 18 años Marla no sabía muy bien que hacer con su vida, pero sí sabía una cosa, no quería seguir en L.A. más tiempo, por eso cuando uno de sus amigos le preguntó si quería acompañarle a San Francisco no se lo pensó dos veces. Y ya allí, terminó viviendo en una comuna en Haight Ashbury donde encontró un piano para seguir practicando, fue entonces cuando comenzó a rondarle por la cabeza la idea de formar un grupo de música solo de chicas, y lo cierto es que no paró hasta conseguirlo, como en breve veremos.

Mary Ellen Simpson, guitarra de las Ace of cups, provenía al igual que Denise, de los circuitos folks de la ciudad, y estaba muy influenciada por Joan Baez o Bob Dylan. Había vivido hasta los 18 años en el desierto de California con su familia lo que quizás explicaba su carácter retraído, más tarde admitiría que una de las cosas que la llevaron a dedicarse a la música de manera profesional fue que, tras ganar algunos concursos musicales de su colegio, se dio cuenta que tocando la guitarra era como más segura se sentía y que esto, el ver que a la gente le gustaba su música, le ayudaba a superar su carácter de por si tímido.

No era el caso este de Diane Vitalich, batería, también nacida en San Francisco, quien afirmaba que empezó a tocar este instrumento en cualquier banda que le dejase por pura diversión, y que al igual que Marla, siempre había soñado tocar en un grupo compuesto solo por chicas.

Como última pieza de puzzle a encajar en la historia nos faltaría Mary Gannon. Mary ya vivía en Haight cuando con 23 años entró en la banda, pero tenemos que remontarnos a unos meses antes de su incorporación al grupo, para entender un poco cómo fue sucediendo todo. Corría el año 65 cuando las cosas comenzaron a “moverse” en Haight, el tranquilo, hasta entonces, barrio donde vivía. De pronto comenzaron a ser habituales las fiestas “rent party”. Estas fiestas eran organizadas por músicos, poetas y artistas en general, con el fin de conseguir dinero para pagar el alquiler, y simplemente lo que se hacía para organizarlas era poner anuncios por las tiendas para que acudiera quien quisiera, el único requisito era acudir con algo de dinero y bebida.

En este tipo de fiestas se conocía todo tipo de artistas de inquietudes similares a las propias, algunos realmente curiosos, como por ejemplo un amigo de las “aces”, Todd Bison, quien se llamaba a si mismo "Ama". Era un artista de verdad con su propio espectáculo en Ferlingetti's, en North Beach. Pero actualmente se le recuerda en la zona por haber saltado desde Golden gate... y sobrevivir a tamaña hazaña!! Además de las rent-party, otra de las cosas que comenzaron a cambiar el ritmo de vida del barrio, como ya se apuntaba al comienzo de la historia fue el L.S.D. y la proliferación de comunas a mansalva.

Este era más o menos el ambiente que se vivía a diario en Haight Ashbury cuando Mary decidió dejar su trabajo en el banco y comenzar a trabajar como bailarina en un club de la zona llamado “Go-go”. Poco después entró en una banda llamada Daemon Lover como guitarra, grupo este con el que tocó un par de conciertos, y que abandonó tras conocer a Marla.

Marla vivía en una comuna situada en un lugar salvaje y libre llamado Cole, allí tenía su habitación junto a otros 5 o 6 dormitorios más. Montones de costo y ácido circulaban por la casa, la comida era algo secundario.

Lo primero que vió Mary fue que Marla tenía un piano, y dado que ambas sentían la misma pasión por la música, empezaron a pasar tiempo juntas cantando sus propias canciones, y componiendo sus melodías. Pensaron que era una buena idea escribir sobre lo que veían a diario en Haight, así que decidieron escribir una canción sobre lo que en jerga local se llamaba “panhandle”, que no era otra cosa que pedir peniques por la calle a los viandantes, pero como hasta allí no llegaban los turistas, en realidad el asunto quedaba reducido a que unos jóvenes hippies pedían prestado o limosna a otros hippies tan “pelados” como ellos. Todo quedaba reducido a una especie de intercambio, algo parecido a lo que pasaba con los “rent party”, “lo que es mío es tuyo si tu lo necesitas hoy...mañana ya me lo devolverás cuando sea yo quien lo necesite”


Más tarde Mary conoció a otra futura Ace of cups en otra comuna, así describió la propia Mary como ocurrió

“Entré en una habitación sin muebles, tan solo decorada con el papel de las paredes, con un dibujo en zig zag. Era una habitación oscura excepto por la luz que desprendía una mujer muy guapa que tocaba una bateria, que maravilla!! Me puse en contacto con ella y le pregunte si quería conocernos a Marla y a mi, después nos presentaron a Mary Ellen, ella si era un músico de verdad, sabía tocar muy bien y tenia su propio instrumento”

Con esta primera formación, Mary, Mary Ellen, Diane y Marla, sin Denise aún en sus filas, empezaron ya a ensayar de manera seria, y una de sus primeras jam sessions fue, como no, en una habitación de la comuna situada en Waller st. Además de ensayar, todas intentaban escribir letras, contando sus experiencias, a una de sus primeras canciones propias la titularon "Waller Street Blues". Poco después también empezaron a tocar en algún club, con el equipo prestado por el propio local.

Pero el grupo no terminaba de cuajar, ni de tener claro qué era exactamente lo que iban a hacer. Sin embargo a mediados del 65 y principios del 66, una serie de cosas empezaron a ocurrir, y el grupo pudo por fin comenzar a despegar como tal. Por un lado la incorporación de Denise, (quien había viajado junto algunos amigos hasta Haight Ashbury, y donde, en casa de los Blue Cheer conoció a Mary Ellen). La incorporación, como digo de Denise, y todo lo bueno que ello conllevó Mary lo contaba así:

“Todo se solucionó cuando un huracán con botas de cowboy y una bolsa llena de harmónicas entró en la habitación. Era Denise y con ella vino todo, porque tenía una gran lista de amigos y conocidos que nos apoyaron y ayudaron desde el principio, empezando por un gran hombre, Ambrose Hollingworth, que se convirtió en nuestro primer manager. Además entre sus amistades también estaban Wavy Gravy y miembros de los Grateful Dead, o miembros del sello Fantasy Records etc... todo aquello fue lo que facilitó el paso de ser un grupo más de artistas que pululaban por Haight, sin salidas claras a algo más serio, concreto y con futuro. Denise también conocía a Ralph Gleason, critico musical especializado en jazz y pop, que escribía en el San Francisco Cronicle, y que más tarde seria uno de los fundadores de la revista Rolling Stone, lo que hizo que nos cayeran de rebote unas cuantas y buenas reseñas de nuestro grupo”
 
Y por otro el hecho de que algunos de sus amigos les prestaron el dinero para comprar sus propios instrumentos por fin y dedicarse en cuerpo y alma al grupo. Este fue el empujón definitivo que necesitaban. El grupo finalmente había quedado compuesto de la siguiente forma:

Denise Kaufman - guitarra, harmónica.
Mary Ellen Simpson - guitarra.
Marla Hanson - órgano, piano.
Mary Gannon - bajo.
Diane Vitalich - batería.

El siguiente paso fue ir consiguiendo poco a poco pequeños conciertos, e ir tocando de forma regular gracias Ambrose, su primer manager que se desvivía porque ellas estuvieran bien. También gracias a una entrevista con Fantasy rcds. comenzaron a trabajar en el sello y a utilizar sus locales para ensayar.

Después de una serie de pequeños conciertos, comenzó la trayectoria musical con la que serían conocidas posteriormente, esto es, teloneando a otros grandes grupos, y el primer ejemplo lo encontramos en la primavera del 67, como teloneras de Jimi Hendrix Experience, en el The Panhandle Golden Gate Park el 25 de junio, cosa que ocurrió exactamente una semana después del festival de Monterrey. Después contaban con gran satisfacción sobre este concierto, como el gran Jimi Hendrix había utilizado el amplificador de Mary Ellen para su actuación. Hay documental de United Artists llamado “Revolution” que recoge actuaciones de grupos en el Golden Gate Park llevadas a cabo durante estos meses del 67, en el que se incluye un breve fragmento de una actuación de las Ace, aunque no corresponde a este concierto de Panhandle en concreto, junto a Hendrix.

Entre enero y febrero del 67 tocaron un par de veces en el Mt. Tamalpais Outdoor Amphitheatre, en Mill Valley, compartiendo cartel con los siguientes grupos: Quicksilver Messenger Service / Blue Cheer / Charlatans / Big Brother and The Holding Company / Country Joe and The Fish / Miller Blues Band / Sandy Bull / Congress of Wonders, entre otros..


En Mayo del 67 coincidieron de nuevo tocando con los Quicksilver, fue entonces cuando conocieron al manager de estos, Ron Polte, que pasó a ser también el suyo. Con este nuevo manager comenzaron a tocar en clubs de una forma mucho más regular y asidua, pero además se mudaron todas a Marin County, porque Polte había alquilado un hangar en el helipuerto de Sausalito y lo había convertido en la nueva base de operaciones. Lo primero que se podía ver al entrar en el hangar era los instrumentos del grupo... y un maniquí plateado colgando del techo ahorcado!!.

Desde otoño del 67 a primavera del 68 tocaron infinidad de veces con los grupos antes citados, y en la primera mitad del 68 coincidieron además con otras bandas como los Creedence Clearwater Revival o los Flamin’ Groovies. La mayoría de conciertos eran de carácter benéfico, teniendo por objeto apoyar a sectores desfavorecidos de la sociedad, salvar emisoras de radio undergrounds, hospitales, teatros etc.


Para hacernos una idea de cómo era uno de sus conciertos podemos acudir a Faren Miller, escritora de ciencia ficción en la actualidad, que aunque en aquella época era solo una adolescente, ya escribía crónicas de los conciertos a los que asistía, crónicas estas que más tarde terminarían publicándose todas juntas.. Miller describía así un concierto de las Ace:

“Llegaron con Ron y Frank Polte y algunos roadies. Ron parecía un dibujo animado con su nariz puntiaguda, su pelo lacio y pajizo y su inevitable chaqueta de cuero negro. Las Ace of Cups tenían muy buena pinta. Mary Simpson y su larga melena, Mary Gannon con un vestido morado, con cuello blanco y pantis negros, Marla con una camisa, pantalones y descalza, Diane con una falda a flores que había cosido su madre para ella y una blusa negra de terciopelo, y Denise con una especie de pijama indio blanco y el pelo recogido con un pañuelo. Todas ellas cantaban de maravilla, sus voces se realzaban entre si, con una especie de efecto eco. Se formaba un trío espectacular sobre el escenario, con las dos Marys cantando y Denise tocando la armónica y saltando... Más tarde volvieron al escenario cuando Mike Bloomfield y su grupo las llamó para cantar con él. Rápidamente formaron un semicírculo alrededor del micrófono. Las Ace pusieron con sus voces un fondo soul al blues de Bloomfield... Todo el mundo las adoraba"

A principios de 1969 compartieron escenario con Cannet Head y también con The Band, y ya en julio de ese mismo año tocaron por primera vez con Jefferson Airplane. Las dos bandas, Ace of cups y Jefferson Airplane volvieron a coincidir en múltiples ocasiones con posterioridad, y la relación entre ambas era tan buena, que en octubre de ese mismo año, las Ace terminaron acompañando a los Jefferson en su gira canadiense como teloneras.

Finalmente entre finales de 71 y principios del 72 las Ace of cups terminaron disolviéndose sin grabar un solo disco como grupo en los años que duraron como tal. La vidas de algunas de las Ace ya fuera de la banda continuaron vinculadas a la música de con otros grupos, este fue el caso de Marla, Mary y Diane y su grupo llamado The Fairfax Street Choir, quienes junto a miembros de los Tazmanian Devils, (David Freiberg de los QuickSilver y Peter Tork de los Monkees) fueron teloneras de Crosby Stills Nash & Young, entre otros.

En el 2003 salió al mercado un CD en el sello Big Beat llamado The Ace Of Cups, it’s bad for you but buy it!, recopilatorio con los mejores temas del grupo, compuesto por demos y grabaciones de actuaciones directo, canciones todas estas que, a excepción de "Baby, what you’ll do then?" eran por primera vez publicadas y puestas a la venta después de casi 40 años.

A lo largo de todo este tiempo, las Ace se han mantenido en contacto entre ellas, recientemente se reunieron en Hawaii, donde además de tocar de nuevo y grabar algunas canciones, celebraron la firma de un contrato discográfico con Ace Records.

“Cada canción era una delicia con aquellas voces, sin olvidar en absoluto su gran talento como músicos. Escribían sus propias canciones y podían avergonzar a otros grupos en ese sentido, eran increíbles” (Faren Miller).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada